Vigilia en Valencia

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha presidido, en la plaza de la Virgen, una vigilia de oración y adoración ante el Santísimo, en la que se han congregado miles de jóvenes peregrinos de cuarenta y cinco países provenientes de los cinco continentes, y que se encuentran durante estos días en la ciudad, participando en los Días en Diócesis, previos a la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid.

Los peregrinos han ido reuniéndose a lo largo de toda la tarde en las inmediaciones de la Basílica de la Virgen de los Desamparados, en una concentración multicultural “unida por un mismo Espíritu”, tal y como ha destacado el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, en un momento de su alocución dirigida a los jóvenes.

La vigilia de oración ha sido presidida por una imagen de la Virgen de los Desamparados que habitualmente se venera en el capitulet, y ha sido seguida en varias lenguas: español, francés, inglés e italiano.

En esta vigilia de oración y exposición del Santísimo, previa a la JMJ, monseñor Carlos Osoro ha estado acompañado por el obispo auxiliar, Enrique Benavent y por el obispo de Palestrina (Roma), Sigalini Domenico, quien acompaña en Valencia a una delegación de jóvenes peregrinos italianos.

Tras la exposición del Santísimo y la lectura del evangelio, monseñor Carlos Osoro, ha dirigido a todos los jóvenes congregados en la plaza de la Virgen, una reflexión en la que les ha exhortado a “abrirse al prójimo, descubrirlo y ayudarlo, pues es en esto, en lo que se distingue al cristiano”.

El prelado también les ha animado a “ser hombres y mujeres comprometidos con el mundo, que construyan y ayuden al más necesitado, al que está sólo, al que sufre injusticias, al que está herido por los demás y al abandonado, pues un cristiano se significa porque él, es capaz de entregar la vida por su prójimo”.

Asimismo, ha vuelto a recordar la enseñanza de Cristo, “quien siempre nos enseñó a tratar al otro, como criatura de Dios, y que además, nos regaló la luz y la vida, revelándonos quién es nuestro prójimo”.

Al finalizar su reflexión, se han realizado peticiones en varios idiomas y se ha rezado también a la Virgen de los Desamparados. Concluida la vigilia de jóvenes, la fiesta de los peregrinos ha continuado en la plaza, con cantos en distintos idiomas y bailes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s